Insectos Grapat

Contiene 6 mariquitas de 40 mm de diámetro, 6 babosas de 52 mm de largo y 6 hormigas de 44 mm largo.

Edad recomendada +36

24,85 (Iva incluido)

Hay existencias

Lo quiero
Lo quiero

Descripción

Hay dieciocho insectos, unos seres pequeños, con dieciocho colores diferentes y unos ojos provocadores que invitan a mirar a través de la magia y la imaginación del juego de los niños. Son 6 mariquitas, 6 babosas y 6 hormigas.

Esta familia de insectos permite a los niños crear historias y Minimundos. No hay instrucciones ni normas. Los elementos no tienen una forma del todo definida, y esto permite convertir las piezas en lo que niño necesita para generar su propia propuesta de juego y aventura.

Facilitan también el pensamiento lógico matemático a través de la clasificación. El material cuenta con tres atributos: tipo de animal, color, a la vez que sirve como elemento para contar.

Recuerda que los materiales son la excusa, porque el juego infantil es la esencia de la existencia y la expresión máxima de la vida. A través del juego los niños se abren paso en el mundo y, si los dejamos, observaremos qué nos dicen: soy, estoy y puedo.

Información adicional

Edad

3+

GRAPAT

Grapat es un proyecto familiar ubicado en el campo. Emplean materiales naturales, de madera procedente de bosques sostenibles, la cual es suave, robusta y dura, es cálida, suena bien y huele bien. Son pintados a mano en casa y están elaborados con procesos tradicionales, utilizando tintes naturales con base agua y no tóxicos con los 6 colores del arcoíris, cera de abeja y aceites de origen vegetal. Todo ello nos acerca a la naturaleza y al universo…  

Todos sus juguetes cumplen la normativa europea de seguridad del juguete EN/71-3:2014.

Cuidados

Cada pieza de Grapat es única pintada a mano, con sus «imperfecciones» como característica que hace que cada pieza sea única. Es hermoso y hace que el material sea aún más valioso.

Con el tiempo pueden aparecer pequeñas marcas en las piezas, significará que el material es aún más valioso, que ha cumplido su función de juego.

Las piezas deben estar en un lugar seco, éstas se pueden limpiar con un paño húmedo y secar inmediatamente. Las piezas no deben sumergirse en agua ni utilizar desinfectantes.