Anillos neón Dëna

Juguete mordedor de 6 anillas apilables, para calmar sus encías y que sus pequeñas manos lo agarren con facilidad.

28,00 (Iva incluido)

Hay existencias

Lo quiero
Lo quiero

Descripción

Los anillos neón de Dëna son un juguete mordedor de 6 anillas apilables. La forma perfecta para calmar sus encías y permitir que sus pequeñas manos lo agarren con facilidad.

El diseño de silicona suave de alta calidad, permite un uso versátil mucho más allá de los primeros años.

El juguete perfecto para:

  • Dentición.
  • Apilamiento.
  • Juego sensorial.
  • Juego libre.
  • Juguete de baño, playa y piscina.

 

Información y cuidado:

  • 100% silicona Platino.
  • Sin BPA, PVC, látex y pfatalatos.
  • Certificado de seguridad alimentaria según las normas europeas.
  • Apto para el lavavajillas.
  • Apto para el horno.
  • Apto para el congelador.

 

El diseño de los juguetes Dëna está pensado para divertir y entretener, incentivar la imaginación y la creatividad, y al mismo tiempo contribuir al desarrollo de los niños y las niñas en el ámbito psicomotriz. La seguridad de los juguetes Dëna facilita un juego libre por parte de los peques. La libertad en la forma de jugar y expresarse de los niños más pequeños es vital para su desarrollo futuro.

Ideas Dëna arcoíris.

Ideas para peques Dëna.

Información adicional

Peso 0,220 kg
Dimensiones 13 × 5 × 13 cm
Edad

0+

Material

100% silicona platino.

Dëna

En Dëna son padres, como nosotros. Les gusta pasar tiempo con sus hijos y la crianza con apego. Les gusta jugar y dejarlos jugar libremente y alocados.

Conocedores de las pedagogía Montessori y Waldorf han dado vida a juguetes simples, que estimulan la imaginación y creatividad de los niños. Les gustan mucho los juguetes de madera, que no se adapta completamente bien a las necesidades de los niños más pequeños, que, por instinto, muerden, golpean o lanzan sus juguetes… Es entonces que decidieron ¡crear Dëna!

 

Los juguetes

Los juguetes Dëna son muy seguros y facilitan un juego libre por parte del niño, vital para su desarrollo futuro.

  • Con 1 año: verán formas de colores sugerentes confeccionadas con un material blando, resistente práctico y seguro.
  • Con 2 años: gracias a su material blando y resistente podrán morder, golpear, pisar, arrojar o mojar.
  • Con 3 años: clasificarán por forma y color, desarrollará el lenguaje nombrando las figuras y realizarán sus primeras construcciones.
  • Con 4 años: es el momento de la creatividad y del juego libre.
  • Con 5 años: inventar historias, agrupar elementos de forma lógica, practicar matemáticas…
  • Con 6 años: podrán preparar y hornear riquísimos bizcochos en familia. Son aptos para microondas, horno, lavavajillas, nevera y congelador.