konekta FACIL

Conjunto de 54 cartas de sentimientos y necesidades, basado en CNV (Comunicación No Violenta).

Perfectas para pasar un rato divertido, mientras que desarrollamos un vocabulario de emociones y valores.

15,00 (Iva incluido)

Lo quiero
Lo quiero

Descripción

konekta FACIL son un conjunto de 54 cartas de sentimientos y necesidades, basado en CNV (Comunicación No Violenta). Perfectas para pasar un rato divertido, mientras que desarrollamos un vocabulario de emociones y valores.

El hecho de reconocer y honrar nuestros sentimientos y necesidades alimenta nuestro bienestar.  Y, además, nos permite ampliar el abanico de soluciones posibles y facilita nuestra toma de decisiones.

konekta FACIL es una forma útil y divertida de aclarar “lo que está vivo en nosotros”. Diseñadas para peques y personas que prefieren aprender de manera visual. Ideales para padres, madres, educadoras y educadores. Sus ilustraciones facilitan la comprensión y estimulan la atención de los jugadores de manera liviana, a la vez que lúdica.

Las cartas están impresas en cartón de 300 gramos (calidad profesional) con ilustraciones tipo “comic” en cada carta.

La baraja incluye 4 cartas: 27 cartas de sentimientos (+ una carta comodín) y 27 cartas de necesidades (+ una carta comodín). Incluye también instrucciones con 15 sugerencias de juego. ¡Podrás utilizarlas sólo o en grupo!

De 4 a 99 años.

Información adicional

Peso 00,025 kg
Dimensiones 6,5 × 9,2 × 2 cm
Edad

4+

Vídeo

CNV

Principios de la Comunicación No Violenta (CNV):

“¿Qué está vivo en mí?”, “qué siento ahora mismo?”, “qué necesito?”. Se habla mucho de la alfabetización emocional y la educación en valores. Poder adquirir una conciencia y un vocabulario de las sensaciones corporales y las emociones es vital para eso. Y poder conectar eso con las necesidades, anhelos o valores que hay debajo de esos sentimientos también, puesto que ayuda a dar mayor sentido a nuestras decisiones en nuestras relaciones y en la vida. Y para todo esto es básico practicar.

El creador de la CNV, Marshall Rosenberg, decía que buscaba una manera de que no tuviéramos que someternos ni rebelarnos. La CNV es el arte de aprender a expresar honestamente y de escuchar empáticamente. Normalmente pensamos que sólo se puede hacer una de estas dos cosas, pero no es así. Una cosa no quita la otra. La CNV significa “lo Cortés No quita lo Valiente”.

Características

Diseño: las cartas tienen dibujos sencillos que las hacen muy asequibles, con fondo rosa para los sentimientos y con fondo azul para las necesidades, un código ya universalizado en la comunidad de CNV (Comunicación No Violenta).

Cuidar las palabras: los sentimientos están en masculino y femenino, para que todas las personas nos podamos sentir incluidas fácilmente; y las necesidades a menudo se expresan de dos formas complementarias, para que la persona pueda explorar cuál es la palabra que le encaja más.

Propuestas de uso (sugerencias de juego): las cartas están adaptadas de otras fuentes con su permiso, entre ellas el famoso “Póker CNV”.

Las instrucciones de juego han sido traducidas bajo licencia oficial de los juegos “Kids GROK” de Christine King y Jean Morrison, formadoras certificadas de CNV en Santa Cruz, EE.UU.

Desde Simple Cat se han puesto en contacto con ellas y han podido licenciar sus propuestas de juego para sus instrucciones y, al mismo tiempo, poder crear un estilo propio en lo que respecta las cartas, con su propia selección de sentimientos y necesidades en cada caso.

¡Pueden usarse en solitario o en grupo!

Las cartas tienen dibujos tipo “comic” (en lugar de fotografías) porque contaron con el talento de su amigo Lluís. Él pudo dar a los dibujos un toque muy expresivo y, al mismo tiempo, muy tierno. Pese a que las cartas en principio iban a ser para niñas y niños, se dieron cuenta de que podrían gustar a muchas más personas que preferían un aprendizaje más visual. Por eso se decidieron poner “Para jóvenes de 4 a 99 años”. 

¿Qué valores nos pueden aportar?: apoyo, aprendizaje, autonomía, claridad, conexión, confianza, cuidado, expresión, humor, intimidad, juego, orden, paz, reconocimiento, relajación, respeto y seguridad. Pero nunca es una lista exhaustiva y tenemos unas cartas de “comodín” para animar a nombrar sentimientos o necesidades que no estén en las cartas.