Mordedor sensorial Lille Vilde

Mordedores que estimularán al bebé en todos los sentidos y también calmará sus encías.

Totalmente segura al estar completamente sellada.

19,95 (Iva incluido)

Lo quiero
Lo quiero

Descripción

Los mordedores sensoriales de Lille Vilde son frutas fabricadas a mano, por lo que son perfectamente imperfectas. Son de caucho 100% natural de los árboles de Hevea, y están teñidas con pigmentos naturales.

Los mordedores están completamente sellados, lo que asegura que no se forme moho dentro de ellos. Esto hace que sean adecuados como juguetes de baño. Coge una fresa o una mora para el peque y disfruta del fino diseño con un cascabel en el interior que emite un sonido agradable cuando se le da vueltas, se sacude o se cae. Muy higiénicos, sin moho, biodegradables y ecológicos.

Estos mordedores estimulan al bebé en todos los sentidos, calman las encías durante la dentición, son suaves, fáciles de agarrar, desarrolla las habilidades motoras finas y gruesas, y son un buen juguete de baño.

Libre de BPA y ftalatos. Aprobado bajo EN71 1, 2, 3, 9 y 12. Certificado CE.

Limpiar con agua y jabón (máximo 30º). No esterilizar. Secar al aire.

Medida: 10 cm de diámetro.

Información adicional

Peso 0,15 kg
Dimensiones 8 × 7,5 × 10,5 cm
Edad

0+

Material

Caucho natural 100% de los árboles de Hevea

Lille Vilde

En Lille Vilde todo está diseñado originalmente en Dinamarca. Es una casa que se esfuerza por crear soluciones sostenibles y hermosas para los más pequeños, teniendo siempre en cuenta la naturaleza, en la que encuentran inspiración para nuevos productos.

Fundada en 2015 por Ditte, jardinera capacitada con la misión de facilitarle al consumidor el ser sostenible.

Los productos están fabricados con la más alta calidad, lo que le garantiza un producto que puede durar muchos años y que puede transmitirse a generaciones posteriores. Reduce el consumo excesivo y se reduce la carga sobre el clima.

Cuidados

Limpiar con agua tibia y jabón suave. No esterilizar.

Almacenar seco y no bajo fuentes de luz directa. Secar al aire después de su uso y nunca directamente sobre una fuente de calor.

El cambio de temperatura puede hacer que el material cambie de forma.

Retire todo el embalaje antes de usar. Guárdelo para referencia posterior.

Verifique que el juguete no tenga defectos antes de usarlo.