Tabla curva Ocamora

Los peques jugarán mucho con ella, se divertirán muchísimo y se lo pasarán en grande durante muchos años, dándole una forma de juego cada vez en función de su desarrollo motor e intereses personales.

Producto disponible para comprar en tienda física exclusivamente.

115,00 (Iva incluido)

Limpiar
Lo quiero
Lo quiero

Descripción

La tabla curva de Ocamora es un semicírculo de madera sobre el cual balancearse. La sensación de balancearse es positiva y agradable tanto para los peques como para los adultos.

¿A partir de qué edad la empezamos a utilizar?

Su uso está recomendado a partir de los 0 meses, siempre bajo la supervisión de un adulto. En los primeros meses de vida de tu bebé, puedes balancearlo suavemente sobre la tabla curva y puedes dejar que experimente y juegue gateando sobre ella, tocándola, moviéndola, etc.

Cuando ya sepan caminar y se mantengan estables sobre las dos piernas, es el momento de usar la tabla curva para practicar el equilibrio sobre ella.

A partir de los 3 años, los niños y niñas experimentan al máximo con su imaginación y creatividad. Comenzarán a usar la tabla curva como parte del juego libre y abierto combinándola con otros materiales y juguetes y dando rienda suelta a su imaginación.

Beneficios de la tabla curva:

La tabla curva se conecta también con las pedagogías Montessori, Waldorf, Pikler… y todas aquellas relacionadas con el aprendizaje libreconsciente y experimental.

  • Desarrollo de la motricidad global, el equilibrio, la seguridad y la autoestima. Muchos fisioterapeutas, infantiles o de adultos, utilizan la tabla curva como un apoyo para realizar sesiones de trabajo, ya que ayuda a corregir malos hábitos y fijar posturas correctas en relación a la espalda y las caderas.
  • Desarrollo de la imaginación y la creatividad. Junto con la tabla curva podemos combinar otros juguetes como un coche, tren, muñecos, pelotas de diferentes tamaños y texturas, etc.
  • Se le puede dar la vuelta a la tabla y usarla para saltar por encima o para construir un circuito de obstáculos junto con otros materiales u objetos de casa, como por ejemplo la cama o el sofá. También es perfecta como puente por el que tienen que pasar los coches, o como una casita en la que se refugian las muñecas cuando hace mal tiempo.
  • La puedes poner de lado y entonces se convertirá en un castillo, en una tienda, en una cocinita o en cualquier otra cosa que a los peques se les ocurra.
¡No hay límite para jugar con la tabla curva, todo vale!
Medidas:
  • 95 cm de desarrollo.
  • 32 cm de ancho.
  • Curvatura ajustada a la fisionomía de los niños y de las niñas.

En su fabricación se utilizan maderas procedentes de Europa etiquetadas con certificado FSC. La Tabla Curva está tratada con productos ecológicos y respetuosos con el medio ambiente. Tanto los barnices como los tintes que emplean, cumplen con la normativa en seguridad de juguetes UNE EN 71/3.

La Tabla Curva es un balancín certificado según Directiva 2009/48/CE sobre la seguridad de los juguetes. Otras posiciones no han sido certificadas, Ocamora y Patapum no se responsabilizan de otros usos.

Patapum | Sello Seguridad Ocamora

Información adicional

Peso 13,02 kg
Dimensiones 84 × 20 × 31 cm
Edad

0+

Ocamora

Ocamora la forman Laura y Gregorio. Nació a principios de 2016 como nexo de sus respectivas experiencias, con la intención de crear una empresa en la que pudieran trabajar en lo que realmente les gusta, al aire libre y rodeados de naturaleza, y sobre todo, pudiendo compartir tiempo en familia.

Todos sus productos están elaborados con maderas de bosques sostenibles con certificación FSC y PEFC procedentes de Europa.

Hay algo importante que tienes que tener en cuenta al comprar un juguete de madera, y es que sale directamente de un árbol, y los árboles tienen vetas y nudos, es lo natural y lo que los hace especiales y perfectos, tal y como crecen en la Naturaleza, y además, si tienes la suerte de encontrar uno en tu juguete, ‘tendrás una pieza única!

Tanto Laura como Gregorio son unos enamorados del juego desestructurado, donde no hay que seguir ningún tipo de manual ni instrucciones, donde cada quien crea su propio mundo, su propia historia.

Viven en el campo y cualquier piedra o trozo de madera se suele convertir en el mejor juguete. ¿Cuántas veces tu hijo o hija te ha regalado una piedrita o una flor? ¿Qué criatura no ha pasado horas jugando con un palo en el campo? Si hay una clara tendencia a jugar con los elementos que encontramos en la naturaleza, ¿qué mejor que poder tener este tipo de material en casa?

Su hijo mayor necesita construir para comprender el mundo y por eso fabrican juegos de construcción. Su segundo hijo necesita moverse continuamente, y de este movimiento surgió la idea de fabricar una tabla curva. Su tercer hijo es feliz en las relaciones interpersonales , y por eso empezaron a fabricar pequeños animales y personajes que pudieran vivir mil aventuras en sus manos.

Patapum | Sello Seguridad Ocamora