Alfonso X El Sabio N°5 | 986 117 783 | info@patapum.es

Seleccionado:

Calendario Anual Fizz

120,00 (Iva incluido)

Calendario Anual Fizz

Es una poderosa herramienta para la adquisición del concepto abstracto y cultural del tiempo.

120,00 (Iva incluido)

Hay existencias

Lo quiero
Lo quiero

Descripción

Calendario circular donde los días construyen semanas; las semanas construyen meses; los meses, estaciones hasta completar el año, cambiando las piezas de color, que nos indican el tiempo futuro, por el color madera que nos indica que ya es pasado.

Basado en La Educación Cósmica de María Montessori y en la teoría del color de la pedagogía Waldorf.

Está compuesto por 60 piezas realizadas en madera de haya de 18 mm pintadas con pinturas acrílicas no tóxicas. 35 espigas de madera de haya de 30×6 mm (distintos colores dependiendo del día de la semana). Tablero realizado en madera de pino de 16 mm. Protegido con cera natural.

Puede ser utilizado a partir de los 3 años, edad en la que comienzan a  desarrollar habilidades de pensamiento abstracto entre las que se encuentra el concepto de tiempo.

  • Desarrolla el pensamiento abstracto.
  • Adquirir conceptos tales como el pasado, el presente y el futuro
  • Aprendizaje de conceptos temporales: día, semana, mes, estación, año
  • Adquisición de los días de la semana
  • Adquisición de los meses del año.
  • Adquisición de los días de la semana
  • Despierta el deseo de compartir.
  • Desarrolla la psicomotricidad fina.
  • El reconocimiento de colores y formas.
  • Mejora la interacción comunicativa y el desarrollo del lenguaje.

Información adicional

Peso1.500 kg
Dimensiones43 × 43 × 3.5 cm
Edad

3+

Cómo se juega

El calendario anual se presenta con un tablero circular en el que tenemos una zona amarilla en la parte central que representa al sol. Como sabemos, un año es el tiempo que tarda la tierra en dar una vuelta alrededor del sol (movimiento de translación).

Rodeando esta zona central, encontramos 31 agujeros que corresponden con los días que contienen cada uno de los meses. Cuando se inicia el mes, se colocan las espigas en dichos agujeros (31, 30, 28 o 29, dependiendo del período que se comience). A su vez, estas espigas se presentan en siete colores diferentes que se corresponden con cada día de la semana, siguiendo las indicaciones de la pedagogía Waldorf:

Lunes  violeta                    Viernes Verde

Martes Rojo                        Sábado  Índigo

Miércoles Amarillo              Domingo Blanco

Jueves Naranja

Los meses se representan con 12 sectores de color que responden al círculo cromático de Goethe, que a su vez están divididos en sectores, que se corresponden con las semanas. Así, los colores se agrupan de la siguiente manera:

Invierno: Púrpura y azul .         Verano: Amarillos y naranjas.

Primavera: Verdes                   Otoño: Rojos y marrones.

Al inicio del año natural o del día que empecemos a usar nuestro calendario, distribuiremos las piezas de “días especiales”, que permiten al niño identificar espacios temporales ya conocidos: cumpleaños, viajes, fiestas… Cada uno dibujará en la propia madera o en las etiquetas circulares de color un elemento que considere representativo del evento que se celebra.

El siguiente paso será ir colocando cada día la espiga del círculo central que corresponde con el número y el color del día de la semana en su agujero correspondiente.

Las piezas son reversibles, de modo que, cuando ha terminado la semana en la que estamos, se les da la vuelta y las piezas se quedan en madera natural (sin color). Las espigas que han compuesto la semana volverán a la zona central también dadas la vuelta para mostrar una zona sin color. De esta manera, indicamos el paso del tiempo: color = futuro/ ausencia de color = pasado.

Por último, según va pasando el tiempo, va apareciendo un icono que se identifica con cada una de las estaciones. El dibujo se completa al pasar los tres meses.

Fizz Ideas

Fizz Ideas recoge la bonita idea de los gremios de artesano, buscan realizar diseños originales que sean funcionales, apostando por diseños propios de cuya producción se ocupan desde el principio hasta el final.

Tratando así de que sus “tesoros” respondan a los principios del diseño para todos, una filosofía de diseño que tiene como objetivo conseguir que los entornos, productos, servicios y sistemas puedan ser utilizados por el mayor número posible de personas. Es un modelo de diseño basado en la diversidad humana, la inclusión social y la igualdad.

La elaboración de sus productos implica recuperar y mantener elementos tradicionales del juego, ofreciendo una carga didáctica al desarrollo integral de los niños a través de herramientas lúdicas, teniendo en cuenta los principios de diversas corrientes pedagógicas que enriquecen el producto final (Waldorf, Montessori, Pikler…)

En armonía con esta idea, todos los procesos, materiales, logística, etc., tratan de ser respetuosos con el medioambiente, utilizan canales cortos y responden a una producción artesanal.

Vídeo

Cerrar menú

×

Carrito

Marta López Oro ha sido beneficiaria del Fondo Europeo de Desarrollo Regional cuyo objetivo es mejorar el uso y la calidad de las tecnologías de la información y de las comunicaciones y el acceso a las mismas, y gracias al que ha podido optimizar su presencia en internet, así como su gestión empresarial, a través de la creación de una página web, la dinamización de redes sociales y la implantación de un software de gestión. Esta acción ha tenido lugar durante la anualidad 2018.

Para ello, ha contado con el apoyo del Programa TIC Cámaras de la Cámara de Comercio de Pontevedra, Vigo y Vilagarcía de Arousa

Una manera de hacer Europa.